General, No paramos!

El origen de los tarros y las latas de conserva

21/02/2017
latas de colores de la sopa de la marca Campbells para explicar el origen de los tarros y las latas de conserva

Hoy en día las conservas son indispensables en cualquier cocina o alacena y protagonistas en una alimentación actual, equilibrada, rica y variada. Conoces el origen de los tarros y las latas de conserva? Desde cuándo están presentes en nuestros hogares?

Calidad y seguridad de los envases:

A estas alturas, si sigues este blog, sabes que la lata hoy es un recipiente totalmente seguro, muy controlado, que ha evolucionado mucho y ya no presenta los inconvenientes de otros materiales de peor calidad utilizados hace décadas.

Luego, el pescado en conserva de lata es un producto alimentario fresco que ha sido cocinado, esterilizado y colocado en el envase también esterilizado, cerrado herméticamente mediante autoclave de manera duradera. No se utilizan conservantes, es seguro e inalterable y conserva todas las propiedades nutritivas sin necesidad de refrigeración. (Ojo, las semiconservas sí necesitan frío, como es el caso de los filetes de anchoa en aceite o vinagre).

El tarro de cristal siempre ha gozado de muy buena fama, yo creo que porque en los hogares es muy popular este método de conservación al baño maría, que resulta más práctico y fácil y… porque el cristal es “transparente”.

Hay que decirlo alto y claro: Ambos, tarros y latas, son métodos seguros y baratos, que ofrecen una amplia gama de opciones y permiten disponer de carne, pescado, verduras y fruta en perfectas condiciones, almacenados durante años.

Esterilización de bonito recién embotado en fábrica

Esterilización en fábrica. Hoy la industria conservera utiliza las técnicas más innovadoras y seguras.

 

Historia de tarros y latas

Siempre existe una necesidad que impulsa el invento. Como en el caso de las cámaras frigoríficas para el transporte de alimentos frescos, la conservación de los alimentos fue una preocupación constante a lo largo de la historia: Para épocas de crisis y hambrunas, se buscaba poder conservar los alimentos para hacerlos más duraderos y más económicos (ya desde hace miles de años, para afrontar los crudos inviernos, acudían al secado, salado y ahumado, técnica que sigue siendo vigente en la actualidad); Para en épocas de guerras almacenar grandes cantidades, poder trasladarlos al frente y alimentar a los soldados con productos que no se alteraran durante el tiempo que duraban las largas campañas bélicas; O para abastecerse en largas expediciones en épocas de expansión territorial.

Origen de los tarros y las latas de conserva:

El primer recipiente de vidrio y la primera lata para la conservación se remontan a principios del siglo XIX.

El inventor del método de preservación hermética de alimentos fue el químico francés Nicolas Appert, impulsado por la recompensa que ofreció Napoléon a través de un concurso para quien posibilitara alargar la vida de los alimentos durante la guerra. Para Napoléon “el ejército viaja con el estómago”.

A Appert se le ocurrió cocer los alimentos y conservarlos en envases herméticamente cerrados. Observando el envasado y conservación del vino, sus estudios y experimentos se prolongaron desde finales del siglo XVIII hasta principios del XIX, cuando dio con su primera botella de vidrio tapada con un tapón de corcho sellado con cera, que escondía un complicado sistema de conservación mediante el calor.

Las primeras pruebas las realizó con carne, salsas y verduras, comprobando que tras varios meses de envasado continuaban manteniendo su sabor y frescura. Más tarde publicaría “El arte de conservar durante varios años todas las sustancias animales y vegetales” y fundó la primera fábrica de conservas comercial del mundo.

El descubrimiento de Appert fue explicado científicamente y mejorado por Louis Pasteur en 1864. Actualmente se conocen bajo el nombre de pasteurización los métodos de conservación llevados a cabo a temperaturas iguales o inferiores a 100º.

Y la lata? Fue justo a continuación, hacia 1810, de la mano de Peter Durand que la describió como un cilindro cerrado por ambos extremos, fabricado de hierro recubierto de estaño (hojalata) y cuyas piezas se unen por soldadura.

Sólo poco después ya se introducía en el País Vasco. El éxito de la hojalata, padre del envase metálico, fue inmediato por su ligereza, su consistencia y seguridad (resistente a la corrosión), por la fácil conducción del calor y porque no era frágil como el vidrio.

Lata litografiada descatalogada de atún claro Olasagasti para explicar el origen de los tarros y las latas de conserva

Lata litografiada descatalogada de atún claro Olasagasti

 

Otros inventos:

Más inventos: En 1853, el de la olla presión y el autoclave (presente hoy en toda la industria conservera) para lograr la completa esterilización de las latas.

 

Primer abridor de latas de conservas

Uno de los primeros abridores de latas de conservas.

 

En un principio la apertura de aquellas primeras latas se antojaba harto difícil, no existía el abre-fácil, claro, y tenían que ayudarse de un martillo y un cincel, te imaginas? Me habría decantado sí o sí por el tarro de vidrio en aquella época. En 1855 apareció el primer abrelatas pero era muy tosco e incómodo, tipo hoz. Me quedo con el de William W.Lyman, patentado en 1870, que ha llegado -evolucionado- hasta nuestros días. Y, a finales de los 60, el abre-fácil. Gran invento!

El tema es apasionante, puedes seguir leyendo datos curiosos, por ejemplo, en Historias de empaques más allá del origen de los tarros y las latas de conserva.

 

latas campbells en el origen de los tarros y latas de conserva

Las famosas latas Campbell´s, revolucionarias en el mundo del packaging y la publicidad. Foto del blog Nyclovesnyc.

 

 

Luego llegarían las litografías y los etiquetados. La moda, el marketing y el arte (las latas de Campbell, Warhol…) y las conservas Olasagasti. Pero esto es ya otra historia. Muy bonita, por cierto, que conservamos con primor. En lata y en vidrio.

Origen de los tarros y las latas de conserva Olasagasti, marca del sXX

El origen de los tarros y las latas de conserva Olasagasti es más reciente, más moderno e innovador.

Marta Olass

 

No hay comentarios

Dejar un comentario