General, Ideas y recetas, Recetas con Bonito del Norte

Pencas, espinacas y bonito del norte.

21/03/2018
Pencas, espinacas y bonito del norte en conserva Olasagasti.

En lugar de la primavera parece que acaba de empezar el crudo invierno. Así que nada de soñar con salmorejos o ensaladas frescas, hoy la receta se antoja calentita y de recogimiento: pencas, espinacas y bonito del norte en aceite de oliva virgen extra.

He comprado un montón de verdura verde para hacer una crema de calabacines, acelgas espinacas, puerros… Pero me he reservado parte de la espinaca y los tallos de las acelgas para hacer este plato.

No soy yo muy de pencas de acelgas pero cuando son de caserío es harina de otro costal, se nota muchísimo la diferencia y vale la pena aprovecharlas. A veces me tomo la molestia de rebozarlas y freírlas, qué ricas, sin embargo esta otra forma de prepararlas resulta más sencilla y saludable y, encima, casi me gusta más.

 

Pencas, espinacas y bonito del norte para un plato súper saludable.

Abrir el tarro de bonito del norte y comienza la fiesta.

Pencas, espinacas y bonito del norte:

Ingredientes para 3/4 personas:

Los tallos de un manojo de acelgas

Dos ramilletes generosos de espinaca (yo he utilizado brotes)

1 diente de ajo laminado

Un puñado de avellanas

Aceite de oliva virgen extra para saltear

Sal y pimienta al gusto

1 tarro de bonito del norte en aceite de oliva virgen extra

 

Pencas, espinacas y bonito del norte en aceite de oliva virgen extra para recetas de invierno.

Pencas, espinacas y bonito del norte en aceite de oliva virgen extra.

 

Así la preparo:

Lavo bien los tallos de las acelgas y los corto en trozos pequeños. Los hiervo en una cazuela con un poco de agua y sal hasta que quedan blanditos. Escurro y reservo.

Lavo la espinaca. Si son hojas grandes las troceo; Luego las salteo a fuego vivo con el ajo laminado y las pencas cocidas. Incorporo al final las avellanas machacadas y salpimiento al gusto.

Emplato y añado los lomos de bonito del norte en aceite de oliva virgen extra.

No puede ser más fácil y es una auténtica delicia.

Una vuelta por el mercado + echar mano de la despensa y ríete tú del mal tiempo de ahí fuera.

Marta Olass

 

 

 

 

 

 

 

No hay comentarios

Dejar un comentario