General, Ideas y recetas, Recetas con Anchoa, Recetas con Bonito del Norte

Ensaladas de naranjas sanguinas y conservas 

07/03/2018
Ensaladas de naranjas sanguinas y conservas de pescado Olasagasti

El invierno ofrece ensaladas originales, coloridas y sabrosas. No dejes de preparar alguna de estas ensaladas de naranjas sanguinas y conservas de pescado antes de que acabe su temporada.

Desde que descubrí la ensalada siciliana en Taormina, la preparamos a menudo en casa en esta época del año. Nos sirve como cena ligera, muy habitual para los lunes con remordimientos.

Naranjas sanguinas

Estas naranjas rojas o “de sangre” son una mutación de la naranja dulce. Se caracterizan por su color rojizo tanto de la piel (muy pegada a la carne) como del interior. Son más pequeñas que las naranjas comunes y llevan menos pepitas. Su temporada suele comenzar en diciembre y dura hasta el principio de la primavera.

Yo las descubrí en Sicilia, donde se dan fuertes cambios de temperatura entre el día y la noche. Y es que estos contrastes de temperatura son idóneos para la coloración de las sanguinas. Por suerte, desde hace años, también las encuentro en España por lo que puedo preparar aquella ensalada que me sorprendió tanto en un pintoresco restaurante en lo alto de una colina, sobre el Mediterráneo.

Yo las compro online a una empresa valenciana que me las manda por cajas, junto con otras variedades de naranja, según el mes.

Ensalada siciliana

Un clásico en mi casa y en la de mis amigos porque, desde que la probaron, repiten y repiten. Sorprende mucho a los invitados que, en un principio, pueden mirar con recelo esta mezcla un tanto extraña. Sin embargo, te aseguro que el contraste de sabores es perfecto: El ácido de las naranjas con el salado del queso y las anchoas; La jugosidad de las naranjas con los frutos secos; El característico sabor del hinojo bañado en vinagre de Módena… ¡Tienes que probarla!

Ensaladas de naranjas sanguinas y conservas.

Nunca la preparo igual. Parece mentira pero las variantes pueden ser infinitas en esta ensalada tan sencilla: Cambiando el queso, alternando los frutos secos, con o sin aceitunas, añadiendo verdura e, incluso, sustituyendo los filetes de anchoa por bonito del norte o atún claro.

Hoy te traigo dos que hemos comido en casa durante los últimos días. Como las preparé de noche para cenar, la luz es artificial y las imágenes son un poco pochas. Pero seguro que te haces una idea de lo disfrutables que son.

Ensalada de naranjas sanguinas y bonito del norte.

Pelar las naranjas y cortarlas en rodajas. Disponerlas sobre un lecho de espinacas, alguna hoja de lechuga y trocitos de queso de oveja curado. Decorar con abundante cebolleta en juliana, nueces y unos trozos de bonito del norte en conserva. Aliñar con aceite de oliva virgen extra, vinagre, escamas de sal y pimienta roja.

Ensaladas de naranjas sanguinas y conservas olasagasti. Receta de invierno.

Una de las ensaladas de naranjas sanguinas y conservas es la de bonito del norte y espinacas con nueces.

 

Ensalada de naranjas sanguinas y filetes de anchoa

Pelar las naranjas y cortarlas en rodajas. Disponerlas en la fuente o directamente en el plato con aguacate, abundante cebolleta en juliana, pistachos, láminas de queso de cabra fresco y unos filetes de anchoa del Cantábrico. La he aliñado con aceite de oliva virgen extra, vinagre de Módena, escamas de sal y pimienta negra fresca.

Ensaladas de naranjas sanguinas y conservas para los platos de invierno.

La variante con aguacate, que casa muy bien con el queso fresco y las anchoas.

 

Marta Olass

No hay comentarios

Dejar un comentario