General, No paramos!

Orgullo Olasagasti: Embajadores con carisma (I).

10/06/2020
Orgullo Olasagasti, Olasagasti Team, Olasagasti way....

De un retiro de varias semanas, de muchas horas conmigo misma, de un profundo Orgullo Olasagasti sale este post dedicado a todas las personas que hemos seguido en contacto a través de la tecnología, de mensajes afectuosos, de recetas suculentas, con lágrimas, esperanza y sonrisas.

Yo empecé y luego continué con un vaivén de sentimientos y emociones mi particular cuarentena: Resignación, expectación, incertidumbre, ansiedad, preocupación, fiesta, frustración, enfado, cariño, creatividad y alegría. ¡Menuda montaña rusa! Pero los propósitos de una vida saludable eran firmes y, a pesar de los episodios tristes ocurridos durante estos meses, mi balance es muy positivo.

Saliendo poco a poco de nuestro confinamiento, asomando el hocico en la calle -algunos con más ganas que otros, la verdad- nos enfrentamos a un futuro incierto y una vida ¿normal? ¿De verdad queremos que todo siga exactamente igual que antes del brote de la Covid19? ¿Trabajaremos y viviremos de la misma manera? Dos meses es muy poco tiempo para que el fondo cambie pero sí vamos a notar muchos pequeños ajustes, variaciones en nuestra manera de viajar, trabajar, estudiar, comunicarnos y relacionarnos. Para lo bueno y para lo malo.

Tu actitud ha sido fundamental para sobrellevar mejor o peor este periodo y el que viene, porque me parece que llega con curvas cerradas, resaca, mar revuelto y olas gigantes.

Propósitos post Covid.

En plan año nuevo, ¿te has hecho muchos propósitos durante los dos meses que has permanecido en casa? En soledad, en compañía de tu mascota, con familia numerosa o parientes conflictivos. Las realidades de cada cual (con trabajo, sin él, con deberes, con wifi, con todas las comodidades de que disponemos en el primer mundo, nevera llena… O no tantas porque no todos en este país somos afortunados por igual) y tu actitud, sí, tu actitud ha sido fundamental (lo es siempre) para sobrellevar mejor o peor este periodo y ¡el que viene! porque me parece que llega con curvas cerradas, resaca, mar revuelto y olas gigantes.

Hablando con unos y otras, he extraído algunas conversaciones con buena gente. Estos son algunos de sus testimonios. Auténtico #OrgulloOlasagasti: Empleados, deportistas del Olasagasti Team, colaboradores y ex trabajadores: personas anónimas -o no tanto- y extraordinarias alrededor de esta marca que quiere ir más allá de la mera conserva.

He aquí una pequeña muestra de lo que ha supuesto el confinamiento para ellos y qué planes tienen.

Orgullo Olasagasti: Jon Azkue. Departamento de calidad de Conservas Olasagasti.

¿Qué has aprendido durante el confinamiento?

Apreciar las pequeñas cosas de la vida: ir al monte, un simple paseo, sentarte en tu bar favorito para tomar un café con un pintxo, los poteos de los viernes con los amigos, visitar a la Amona…

Me ha sorprendido la capacidad de adaptación a una situación inimaginable antes.

Y como punto negativo, los medios de comunicación que en su mayoría se han dedicado a intoxicar y meter miedo a la sociedad. El ser humano es muy influenciable por los mensajes externos, más durante una crisis nueva ¡una pandemia! y bombardeados por noticias falsas.

¿Has venido a trabajar tranquilo a tu puesto durante las semanas del confinamiento y las primeras fases de la desescalada?

La verdad es que sí porque sentía que hacíamos las cosas de la mejor manera posible, con los recursos de que disponíamos.

¿Lo desempeñarías de manera diferente? ¿Echas en falta algo que te gustaría mejorar o incorporar?

Al principio me preocupé por el tema de ausencia de mascarillas durante aquellos primeros días en que encontrarlas fue misión imposible, incluso para los profesionales sanitarios. Después ya todo fue rodado y trabajé con tranquilidad y seguridad.

Y a nivel personal ¿Qué piensas hacer diferente a partir de ahora?

En la medida de lo posible seguiré con la vida de antes. De momento con las limitaciones impuestas y recomendadas, pero sin cambiar drásticamente mi vida ni dejar de hacer las cosas “normales” y cotidianas que hacía con anterioridad al estallido de la pandemia.

 

Jon Azkue del departamento de calidad Orgullo Olasagasti.

Jon Azkue del Departamento de Calidad de Conservas Olasagasti.

 

Olasagasti Team: Leire Etxaniz, soñando con frontones, trofeos y visitar a su gente.

¿Qué has aprendido durante el confinamiento?

La verdad es que he tenido la suerte de poder ir a trabajar todos los días y eso ha suavizado bastante mi confinamiento.

Mientras hemos estado confinados he pasado mucho más tiempo con mi familia más cercana y me ha servido para darme cuenta de que son muy importantes en mi vida. A veces la he podido descuidar por el ocio o por temas de poca importancia inconscientemente.

Aunque también tengo que reconocer que el vivir con ellos las 24 horas del día durante tanto tiempo ha generado algunos momentos de roces y tensión.

Y ahora adaptarme a la nueva normalidad, al uso de la mascarilla y la higiene constante para seguir controlando la pandemia.

¿Cómo vas a afrontar tu vida profesional cuando terminen las fases y se pueda volver a una vida más o menos normal?

Tengo muchísimas ganas de que reabran los frontones y poder ir a entrenar de forma habitual para volver a coger buena forma física y recuperar el nivel en que me encontraba antes del confinamiento.

Deporte aparte, yo trabajo en Orbea donde hemos seguido en activo tomando las medidas de seguridad necesarias. Y así seguimos. No veo grandes cambios en mi futuro próximo. Deseo la recuperación económica y que la mayoría podamos mantener nuestros puestos.

¿Piensas hacer algo diferente a partir de ahora a nivel personal?

Soy una persona muy familiar y cariñosa con los míos. Lo que quiero hacer es disfrutar de nuevo de toda mi gente y recuperar todo el tiempo que no hemos podido estar juntos.

 

La pelotari leire etxaniz pelota vasca conservas olasagasti olasagasti team.

La pelotari Leire Etxaniz en su primera escapada al frontón. Olasagasti Team.

 

Orgullo Olasagasti: Lorentzero, cocina de confinamiento e ideas de aprovechamiento.

¿Qué has aprendido durante el confinamiento?

He aprendido que por mucho control que tengas o creas tener no hay nada controlado. Que lo del aleteo de la mariposa tiene más sentido que nunca. También he aprendido a hacer pan con masa madre, a aburrirme en casa, a poner excusas para no hacer videollamadas y a exprimir el frigorífico.

¿Cómo vas a afrontar tu vida profesional cuando terminen las fases y puedas lanzarte a tus sueños? Ya sabemos que has creado junto a tu socia una consultoría para dar asesoramiento culinario y jurídico a los empresarios hosteleros que lo están pasando mal o quieren reinventarse adaptándose a la nueva realidad.

Como siempre, con muchísimas ganas sobre todo de empezar con mi proyecto que mencionas de asesoría gastronómica que, como la mayoría de los proyectos y de los sueños, se pararon en seco.

¿Qué piensas hacer diferente a partir de ahora a nivel personal?

Quiero seguir siendo el de siempre, hacer las cosas de siempre, porque me he dado cuenta de que el camino que he elegido es el correcto, el que me va a mí. Estoy contento con mis decisiones y pienso seguir igual.

Lorentzero es Orgullo Olasagasti puro

Lorentzero cocinando conmigo en Madrid. ¿Volvemos a cocinar juntos pronto?

 

Olasagasti Way. Sandra de Prado, ex responsable de Calidad en Olasagasti: físicamente lejos de la fábrica pero cerca de corazón.

Para nosotros es vital seguir en contacto con los que habéis formado parte de la familia. Y nos enorgullece que nos recordéis con cariño y sigáis apostando por la filosofía #OlasagastiWay.

Esta crisis ha puesto de manifiesto la importancia de preservar la naturaleza y que cada gesto cuenta.

¿Has aprendido algo durante el confinamiento, Sandra?

Sí. A disfrutar de estar en casa. Y, salvo el contacto con la naturaleza, la familia y los amigos, no he echado nada en falta.

He recuperado algunas aficiones como el yoga y la repostería. Y he descubierto las ventajas de tener terraza. Además, me ha hecho ser consciente de la necesidad del contacto físico. Hoy en día estamos hiperconectados y podemos hablar y vernos online pero no es lo mismo. ¡Nunca me había hecho tanta ilusión encontrarme con alguien como ahora!

¿Has trabajado durante estos meses? ¿Qué te gustaría que cambiara ahora en tu vida laboral?

Al inicio estuve teletrabajando y apenas fui consciente de que pasaba el tiempo. De hecho, las dos primeras semanas se fueron volando al tener tanta carga de trabajo. El primer día que fui a mi centro de trabajo también fue la primera vez que salía de casa. Recuerdo que tuve una sensación extraña y que, al mismo tiempo, fue como una vía de escape, una ruptura con la rutina.

Iremos viendo con el paso del tiempo si cambian costumbres o formas de trabajar.

¿Piensas hacer algo diferente a partir de ahora a nivel personal?

Esta crisis ha puesto de manifiesto la importancia de preservar la naturaleza y que cada gesto cuenta. En mi caso es algo de lo que siempre he sido consciente.

Sin embargo, durante el confinamiento y debido a las restricciones, en ocasiones me ha resultado complicado mantener un estilo de vida sostenible. Por ello, a nivel personal más que hacer algo diferente, lo que he hecho ha sido ir recuperando esos hábitos en la medida que el confinamiento se ha ido flexibilizando.

Sandra ex empleada de Conservas Olasagasti, Orgullo Olasagasti.

Sandra trabajó en el departamento de calidad de Conservas Olasagasti hasta hace tres años.

 

Embajadores Olasagasti. Raúl Martín, clientes que se convierten en amigos y colaboradores.

Raúl (o Kaiku en las redes) vive en Madrid, muy cerca del Parque Natural de Guadarrama donde acude siempre que puede muy, muy, muy temprano para ver y fotografíar el amanecer en tan bello paraje. En invierno con esquís, en verano con zapatillas de monte. Ha compartido el confinamiento con su chica y su hijo Iñaki. Se ha arreglado bien porque, entre otras cosas, este tipo es de un talante súper positivo y tenaz.

¿Has aprendido algo nuevo en el confinamiento? ¿Qué has echado de menos?

He aprendido a disfrutar de lo que he tenido más cerca: mi hijo Iñaki y mi pareja. También cosillas menos importantes pero más sabrosas: He aprendido a cocinar cosas que no imaginaba que haría nunca, viendo recetas de conocidos como Loren o Rodrigo; ¡Ha estado genial!

Estando tan cerca de la montaña he echado de menos no poder ir a ver los amaneceres, a sacar fotos de ese momento mágico que me apasiona. Así que he aprovechado para hacer “timelapses” que luego me permitían poner versiones de canciones que me gustan. Muy entretenido.

¿Qué me cuentas de tu futuro próximo, tus inquietudes y tu planteamiento laboral?

Aunque actualmente trabajo en hostelería (aún estamos con un ERTE) mi cabeza siempre está pensando en trabajar con la Naturaleza, ya sea gestionando, divulgando y ese tipo de trabajos relacionados con los espacios protegidos.

Afortunadamente, me ha salido un trabajo puntual-temporal de profesor de guías del Parque Nacional de Guadarrama que puedo desarrollar desde casa y hacer la parte práctica en otoño. Este tipo de trabajo siempre me ha gustado y me va como anillo al dedo, así que estoy animado y no pierdo la esperanza de volver a trabajar en este Parque que tan bien conozco y tantas satisfacciones me da.

¿Piensas hacer algo diferente a partir de ahora a nivel personal?

Tratar de cuidarme un poco mejor en la parte de la alimentación y cocinar más. También espero haber aprendido de este tiempo en casa a tener más paciencia, mejorar las relaciones con los que me rodean, preocupándome más de ese lado humano de los amigos y familiares, tratando de ayudar y aportar más en las relaciones: Saber escuchar y dejarme aconsejar por otras personas.

Tantas horas al lado de mis hijos me han hecho pensar más en aprovechar mejor el tiempo con la gente que quiero. Toca también visitar a aquellos amigos y amigas que sabes que te harán sentir muy bien, así que…. ¡¡Toca subir al norte!!

 

Raúl Martín, Kaiku, es colaborador de conservas Olasagasti.

@Kaiku se levanta a las 5am y busca los mejores amaneceres en el PN de Guadarrama.

 

Olasagasti Power: Rakel Mateo, la fuerza de la perseverancia y de la actitud positiva.

A Raquel le estallaron en la cara -como a otros muchos- dos factores que fueron un gran mazazo con el brote de la Covid: la enfermedad de su madre y la pulverización de todo su programa deportivo cuya meta eran las olimpiadas de Tokio de este año.

“La ama ya va poquito a poco, va a ser lenta la recuperación”.

“La vida nos ha cambiado a todos de una u otra manera. Solo podemos seguir adelante con buenos pensamientos e intentar sortear todas las piedras del camino de la mejor forma que sepamos; Con momentos buenos y no tan buenos porque la vida es así”.

¿Cómo has llevado el confinamiento en las circunstancias que han tocado a ti?

El “encierro” lo he llevado bastante bien porque me mentalicé que, por la salud de todos, es lo que había que hacer. No había alternativa. He tenido tiempo para mí y he podido parar en seco de la vorágine diaria. Parece mentira que lo que a priori me podría hacer tambalear (dejar de entrenar, el contacto con entrenadores y organizadores…) me haya venido bien tanto física como mentalmente.

¿Cómo estás afrontando tu vida profesional en esta “nueva realidad”?

Mi vida deportiva profesional está enfocada al objetivo de acudir a los Juegos Olímpicos de Tokio. Ahora mismo todo está en el aire (clasificación, fechas…) pero en mi día a día el centro vuelve a ser la preparación para ello. Además, viendo el esfuerzo que profesionales que me rodeáis como la Familia Olasagasti, que apostáis por mí, me motiva a seguir adelante.

¿Piensas que cambiará algo en lo personal, que serás diferente?

Creo que a todos, y no únicamente a mí, nos cambiarán determinadas formas de hacer, de relacionarnos, de viajar… pero en esencia seguiremos siendo los mismos con nuestras virtudes y nuestros defectos.

Rakel Mateo Orgullo Olasagasti entrenando en casa en el confinamiento

Rakel Mateo entrenando en casa con optimismo y humor. No queda otra.

Además, viendo el esfuerzo que profesionales que me rodeáis como la Familia Olasagasti, que apostáis por mí, me motiva a seguir adelante.

 

Marta Olass

 

No hay comentarios

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.