General, No paramos!

La hora de la Ventresca

10/08/2016
Láminas de ventresca olasagasti y pimietos del piquillo

Pues tenemos ventresca en conserva! Ya nos ha costado, verdad? He titulado este post “La hora de la Ventresca” porque no hay momento mejor para elaborarla: en plena campaña del Bonito del Norte de temporada del País Vasco.

Levábamos meses sin stock. El ser considerada la mejor ventresca en conserva tiene su parte incómoda: se nos acaba enseguida.

 

 

bonito del norte de campaña para la ventresca de Conservas Olasagasti

Bonito del Norte recién capturado y comprado en el puerto de Getaria

 

Por qué nos quedamos sin ventresca antes que cualquier otro producto?

La ventresca es una pieza con forma triangular. Su nombre alude a la parte del pez en que está situada: entre la cabeza y el bajo vientre. Al aprovechar esa pequeña parte del pescado es natural que salgan poquísimas latas, frente al número de latas y tarros que obtenemos de lomos y tronco de  Bonito del Norte, por ejemplo. Hay que tener en cuenta que estamos hablando de unos bonitos que rondan los 10 kilos de peso, el tamaño optimo en esta especie concreta.

Al aprovechar esa pequeña parte del pescado es natural que salgan poquísimas  latas.

Elaborarla también es más complejo que los clásicos lomo o tronco: Su corte, su cocción y su limpieza manual requieren mucha maestría y atención siendo una parte tan delicada, frágil y de textura tan suave.

Picoteo de ventresca Olasagasti, tomate, pepino, cebolla, aceitunas y pan

La reina de cualquier picoteo, llegó la hora de la ventresca

Por qué es tan exquisita la ventresca?

Su proporción de grasa le aporta un sabor algo más intenso aunque la textura de su carne gelatinosa y laminada logra que sea fino y delicado. O sea, se trata de una carne más suave que los lomos o el tronco del Bonito del Norte, se presenta en delgadas láminas y aportan más sabor -y más “refinado”- a una ensalada o una tapa.

Su corte, su cocción y su limpieza manual requieren mucha maestría y atención siendo una parte tan delicada, frágil y de textura tan suave.

La hora de la ventresca sobre lentejas especiadas. Receta de Tina Bestard

Láminas de ventresca sobre lentejas especiadas. Receta de Tina Bestard

 

Cómo prepararla?

Lo mejor para degustarla es con un mínimo acompañamiento -que esté a la altura, eso sí- para poder apreciarla y disfrutarla mejor. Un buen tomate de agosto, pelado y aliñado con sal y aceite de oliva virgen extra y una cebolleta dulce cortada muy fina puede ser una excelente opción. O mi plato favorito: un lecho de pimientos del piquillo asados bajo las láminas de ventresca y unas rodajitas de cebolleta por encima. Un placer que te roba el sentido.

La hora de la ventresca de bonito y pimientos del piquillo con cebolleta

Ventresca de Bonito del Norte y pimientos de Navarra, un dúo perfecto

 

La hora de la ventresca en conserva ha llegado y somos muchos los que la estábamos esperando. Ya disponible en nuestra web y en las tiendas habituales.

Marta Olass

la hora de la ventresca con algas

Tapa de ventresca de bonito, algas y tomate

No hay comentarios

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.