No paramos!

Anchoa del Cantábrico Campaña 2016

04/04/2016
Anchoas del Cantábrico fritas.

Sé que te has dado perfecta cuenta de que la Anchoa del Cantábrico está aquí de nuevo, lo cual es motivo de celebración para ti y para toda la industria que se mueve alrededor de esta especie tan apreciada tanto fresca como en conserva.

Desde la costa podemos divisar los barcos que vuelven a puerto con la primera Anchoa, que suele ser de menor tamaño.

La temporada 2016 de la Anchoa del Cantábrico se inauguró el mes pasado de enhorabuena ya que el último Consejo de Ministros de Pesca de la UE-Veintiocho (el cual se celebra cada año en diciembre en Bruselas) decidió aumentar los Totales Autorizados de Captura (los TAC) y las cuotas para el año 2016 de Anchoa del Cantábrico.

Según Marina Santurtún, coordinadora de Gestión de Pesquerías del Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES), con sede en Dinamarca, y responsable de investigación de AZTI-Tecnalia, se puede decir que los ‘stocks’ del Mar Cantábrico, al ir disminuyendo la presión pesquera -ya que cada vez hay menos barcos-, van aumentando ligeramente sus biomasas.

Es decir, la Anchoa del Cantábrico goza de buena salud. El año pasado mereció la certificación MSC de pesca sostenible. Sin embargo, aunque esté permitido pescarla en abundancia, hay que ser estrictos con las limitaciones y prudentes en las capturas. Todo por el bien de una especie que da de comer –nunca mejor dicho- a tantas familias a lo largo de la costa cantábrica y que es seña de identidad de tierras vascas y cántabras.

Nosotros -que nos dedicamos a elaboración de la Anchoa del Cantábrico desde que a principios del s.XX Salvatore Orlando fundó una de las primeras fábricas salazoneras en el norte de España al instalarse en Getaria- hemos celebrado y padecido todas las vicisitudes acaecidas en torno a este plateado pescado azul. Hoy, desde Conservas Dentici en Bizkaia, seguimos muy de cerca y enorme interés el desarrollo de cada campaña.

Si la cantidad de anchoa en nuestro mar aumenta (biomasa) y la explotación es sostenible a largo plazo, es decir, va a seguir habiendo anchoa en los próximos 5 años, entonces los TAC pueden aumentarse.

Durante la década pasada el sector sufrió un parón de cinco años en la pesca de la Anchoa del Cantábrico que repercutió en la economía del País Vasco donde esta especie da muchos puestos de trabajo: desde los arrantzales que salen a la mar hasta el numeroso personal que se moviliza en los puertos, en los mercados de pescado, en las pescaderías y en las conserveras, claro está. La familia Olasagasti desde Conservas Dentici celebramos entonces aquella decisión porque era necesaria en la preocupante situación en que se encontraba la Anchoa del Cantábrico. Las restricciones dieron lugar a la repoblación de la especie y a la buena salud que goza ahora.

La primera anchoa del Cantábrico Campaña 2016, excelente para prepararla de muchas maneras

Anchoa del Cantábrico Campaña 2016 en un puerto vasco, lista para su venta

La temporada de 2015 fue buena en cantidad -en contraste con otras pesquerías, como la mediterránea- por lo que hubo un interés superior al habitual ya que nuestra Anchoa del Cantábrico atrajo a compradores de todo el mundo, incluso a aquéllos que normalmente no compran la nuestra. Esperemos que este año todo vuelva a la normalidad y a mediados de abril –cuando realmente comienza para nosotros, los conserveros, la temporada de la Anchoa del Cantábrico, hasta junio- comiencen las capturas de anchoa de mayor tamaño, excelente para realizar la conserva de filetes grandes, que son los más apreciados por el consumidor amante de esta especie.

Por ahora nos conformaremos con consumirla fresca, pequeña aún pero deliciosa, en sus diferentes preparaciones. Qué manjar!

Anchoa del Cantábrico Campaña 2016, fresca y frita

Anchoa del Cantábrico Campaña 2016 frita. Todavía pequeña para conserva pero excelente para comerla fresca.

 

Anchoas del Cantábrico rebozadas en huevo y harina. Anchoa del Cantábrico Campaña 2016

Rebozadas en huevo y harina, como dicen en Ondarru “pla pla einde”. Gracias Noemí Lekube, qué ricas!

 

En Conservas Olasagasti elaboramos filetes de anchoa en salazón, en vinagre (boquerón), en aceite de oliva y en aceite de oliva virgen extra. Nuestra anchoa cuenta con certificado de auténtica Anchoa del Cantábrico (que garantiza su origen, la pesca con métodos tradicionales y la elaboración local y a mano), dirigida al cliente exigente, al comercio especializado y al canal Horeca.

Frasco de filetes de anchoa del Cantábrico para cientos de recetas

Pronto os contaré cómo llega la primera Anchoa del Cantábrico Campaña 2016 a fábrica para conserva. Qué ganas!

Marta Olass

No hay comentarios

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.