No paramos!

14 preguntas a la nutricionista Carolina Rïn sobre hábitos saludables

28/01/2014

Como la mayoría no tenemos a mano un profesional que nos aclare las dudas, hemos intentado reunir un puñado de respuestas básicas que nos vienen muy bien a todos, haciendo estas preguntas a la nutricionista Rïn que ha viajado por muchas cocinas antes de aterrizar en esta profesión. Espero que te aclaren o te afiancen alguna de tus teorías.

******

Carolina Rïn es Técnico especialista en Hostelería y Turismo y también Técnico en Dietética y Nutrición.

Durante varios años estuvo a las órdenes de Martín Bersategui y Juan Mari Arzak. Su etapa de cocinera le llevó a ser la chef en la apertura del restaurante vasco en Nueva Zelanda “Maitea Maison” y a tener su propio bar de pintxos en la calle 31 de Agosto de San Sebastián, el antiguo Bar Izaspi.

Hasta el año pasado trabajó como técnico nutricionista en consulta propia, en diversas farmacias y junto a deportistas.

Hoy es una de las chefs de Topa Sukaldaria, el restaurante que Andoni Luis Aduriz ha abierto dedicado a la cocina latinoamericana compartiendo productos e ingredientes de allá y de aquí.

Su gran pasión es enseñar a comer bien a la gente y, especialmente, a los más pequeños de la casa, invitándoles a cocinar y a disfrutar de los alimentos en sus divertidos talleres de Cocina y Nutrición para niños.

******

 

Carolina la nutricionista responde a nuestras 14 preguntas sobre alimentación saludable

Vamos a por las 14 preguntas a la nutricionista Carolina sobre hábitos saludables.

 

Preguntas a  la nutricionista Carolina Rïn

Me cito con Carolina en una mesa apartada y tranquila de un bar, aposta para abordar la última pregunta del cuestionario. Las preguntas a la nutricionista con que me presento son las habituales cuya respuesta a veces olvidamos en nuestra vida acelerada sin tiempo, a menudo, para lo más importante.

Ella, como Conservas Olasagasti, llama al sentido común. Pero, claro, ¿cuál es el más común de los sentidos? Espero que esta amena conversación aclare tus dudas. Consejos muy claros y simples para las necesidades generales de la persona media, sin tener en cuenta las intolerancias que muchos sufren pero que podremos abordar en otra ocasión.

******

¿Cuál es el prototipo de paciente que acude a tu consulta, Carolina? ¿Y qué es lo que busca?

Fundamentalmente son personas que quieren mejorar su rendimiento en deporte. Aficionados a correr y nadar que se marcan retos y participan en carreras populares, travesías y triatlones. También he asesorado a culturistas trabajando en Fulgas (empresa de nutrición deportiva).

Por otro lado acuden a mi consulta hombres y mujeres que quieren adelgazar y mejorar sus hábitos de alimentación. Así mismo, gente joven que quiere “aprender a comer bien”.

Por último, desde mi puesto de colaboración en farmacias, trato más con mujeres rondando la menopausia.

De todas formas, más que de pacientes, hablo de personas, porque yo realmente intento educar a todos a mi alrededor (sin ser pesada), también a los niños a los que imparto cursos de cocina.

Me llama la atención lo de la gente joven que quiere aprender a comer.

Cada vez es más frecuente que los jóvenes se preocupen por llevar un estilo de vida saludable y por saber qué es lo que ingieren exactamente. En este caso mi trabajo consiste, una vez que conozco su ritmo de vida, su alimentación, sus costumbres… en planificar su alimentación siguiendo sus horarios y su forma de vida. Es decir, un programa personalizado que engloba sus hábitos alimentarios, actividad física, formas de cocinar, aprendizaje de lectura de etiquetas nutricionales…

 

O sea, ¿les enseñas también a comprar y a cocinar?

Efectivamente, les doy unas pautas, les enseño a comer y todo lo que esto implica: desde que escoges y compras el alimento, la calidad de éste, cómo lo cocinas, el momento en que lo deben comer…

 

¿El momento?

Claro, tú puedes ponerte un vestido de noche pero no lo llevarías a la playa un mediodía. En cambio, en una boda vas perfecta con él y no en traje de baño. Hay que saber qué y cuándo. Es decir, se puede comer de todo pero con sentido común, que es lo que hemos perdido en las últimas décadas.

 

¿Comiendo de todo?

No hay que tener miedo a ningún alimento. Pero tienes que saber cuáles son los que hay que comer a diario y cuáles comer ocasionalmente. Me puedo zampar un cochinillo hoy, pero no lo haré cada día. Otro factor fundamental son las cantidades. No es lo mismo lo que necesito un día sedentario a otro día que practico una actividad física importante.

 

En base a esto, ¿cuáles son los hábitos saludables?

Una alimentación variada, equilibrada y rica más actividad física adaptada a la condición de cada cual.

 

El ejercicio, al que tanto valor damos también desde Conservas Olasagasti combinándolo con la dieta equilibrada.

No me gusta mucho la palabra “dieta” -me interrumpe enseguida- y la suelo sustituir por “hábitos saludables de alimentación” porque durante muchos años se ha asociado ese término a restricciones y a régimen. Como decías, Marta, el ejercicio es vital. No tiene por qué ser algo extenuante. Yo suelo hablar a los más perezosos de “actividad física”: Una caminata diaria, coger menos ascensores, evitar las escaleras mecánicas, bajarte una parada de autobús anterior a la tuya… son hábitos que deberíamos seguir, dentro de una lógica, sobre todo aquéllos que no realizan deporte. Y, fíjate, favorece también a tu creatividad!

 

¡Desde luego! Me encanta salir a caminar con música. Ese rato para mí sola me resulta muy estimulante; surgen ideas, programo tareas y quemo esas odiosas calorías. Qué obsesión con ellas, ¿no?

Está claro que si eres sedentario y no llevas una alimentación equilibrada, estás ingiriendo exceso de calorías que no gastas. Pero si llevas una vida activa, con la dieta equilibrada y rica que también vosotros recomendáis, no hay que dar tanta importancia a las calorías. Esto puede llegar a obsesionarte y, en muchas ocasiones, mirando solamente el número de calorías terminamos consumiendo unos alimentos que nutricionalmente no nos aportan tanto y dejamos de tomar otros que aún teniendo más calorías no nos hacen ningún daño; Es más, son beneficiosos y necesarios.

 

Atun Olasagasti con espárragos. Alimentación saludable.

Disfrutar y cuidarse no están reñidos.

 

Por todo ello, ¿cuáles son los productos que nunca deberían faltar en nuestras despensa y nevera?

Comenzamos con los alimentos frescos: verduras y hortalizas para comer en crudo o cocinadas; fruta, lácteos (mejor semidesnatados), combinados con pescado, carne y huevos.

En el congelador, verduras, platos elaborados en casa, el pan… este electrodoméstico es un gran aliado!

En la despensa, los cereales (mejor integrales), las legumbres, frutos secos, conservas de pescado, etc.

 

Preguntas a la nutricionista sobre hábitos saludables. Bodegón verduras y bonito del norte olasagasti para una alimentación saludable

Hortalizas, legumbres, fruta y conservas de pescado forman parte de una alimentación saludable.

 

 

¿Hasta qué punto es conveniente acudir a las conservas de pescado?

Es una muy buena opción para comer pescado. Conserva los mismos nutrientes y es un producto muy fácil y socorrido para cualquier ocasión.

De hecho deberíamos utilizarlo más en los bocadillos de los niños, sustituyendo en parte al embutido y, sobre todo, a la bollería industrial. Antaño era muy popular en todas las familias el bocata de sardinas o de anchoas con un poco de mantequilla, tan nutritivo, para grandes y pequeños. A nuestros niños podemos preparar de vez en cuando un bocadillo de bonito con lechuga o rodajas de tomate. O tomate frito. Deberíamos combinarlo siempre con algo que a ellos les guste.

Los adultos es difícil que no aprecien -y mucho- alguna de sus múltiples combinaciones. Además, tienes la posibilidad de escoger la opción que más te conviene. Si necesitas cuidarte, el formato al natural o en escabeche es ideal. También existe la alternativa de sin sal, biológico… sin olvidar que no deja de ser un alimento excelente en cualquiera de sus variantes.

 

Fuente con pasta, verduras y bonito del norte Olasagasti. Una ensalada templada perfecta.

Pasta con verduras y bonito del norte.

 

Hablando de infancia, ¿hasta qué punto es vital la educación sobre alimentación en la infancia? Yo fui una niña que comía muy mal y no empecé a probar cosas hasta casi los 20 años. Sin embargo, ahora me gusta todo y soy una apasionada de la gastronomía.

Está claro que es muy interesante educarlos porque el abanico de posibilidades hoy en día es infinito y van a tener que saber escoger. Pero tenemos que tener en cuenta que habrá alimentos que no querrán probar: no nos impacientemos, es lógico. Si no quieren manzana, ofréceles mandarina. Con el tiempo irán ampliando la paleta de sabores.

 

¿Existe algún límite para niños y para adultos en Conservas de Pescado?

Volvemos al punto del equilibrio y al sentido común. Si son 3 ó 4 raciones de pescado semanales, intentaremos combinarlas con el pescado fresco. Pero, si tiras a menudo de ensaladas variadas (con verduras, pasta, arroz…) puedes añadir tranquilamente en ellas un poco de bonito o atún, por ejemplo.

 

De hecho en este país es muy popular la ensalada como plato único en la cena o como comida veraniega fresca y ligera. Compón una “ideal” para una familia.

Os propongo una ensalada de invierno que me gusta mucho: escarola, granada, frutos secos o semillas de sésamo, aguacate y bonito del norte. Es una ensalada completa, tiene proteína, ácidos oleicos, omega 3, fibra, vitaminas y minerales. Puedes acompañarlo con un poco de pan o arroz integral. Todas las propiedades en un solo plato!

 

¿Y una tapa rica y nutritiva que no sea muy calórica para los que tienen que cuidar su peso?

Evitaría las frituras, las natas y la bechamel. Yo me decanto por la más popular: la Gilda.

Y si se trata de hacer una ruta de pintxos, tan habitual en el País Vasco, empezaría por un poco de jamón, seguiría con una brocheta de gambas, una carrillera con poca salsa y un buen taco de bonito del norte con cebolla picada y aceite de oliva, evitando abusar del pan y de las bebidas alcohólicas.

 

******

Nos está entrando hambre pedimos queso y filetes de anchoa en la barra, una cerveza sin alcohol y una copa de vino. Un placer en mitad de la mañana.

 

Queso Idiazabal y filetes de anchoa del Cantábrico Olasagasti mientras hago preguntas a la nurtricionista.

Un poco de queso y filetes de anchoa del Cantábrico. Quién se resiste?

 

Seguro que se me quedan en el tintero más preguntas a la nutricionista. Espero volver a tenerla con nosotros resolviendo nuestras dudas. Mientras, no esperes y haznos las tuyas.

 

13 Comentarios

  • Reply Vickyrola 28/01/2014 at 9:30 am

    Hola! Me ha parecido muy interesante la entrevista.
    En la próxima ocasión me gustaría que profundizara sobre el “índice glucémico” de los alimentos. Cuando me dicen que tengo que evitar comer alguna fruta porque tiene un índice demasiado alto, me pregunto si no estamos exagerando demasiado.
    Gracias

    • Reply marta 28/01/2016 at 9:05 am

      Se lo trasladaré a Carolina para que en la siguiente entrevista aborde el tema. Gracias por el interés, Vicky.

  • Reply Anonymous 28/01/2014 at 11:37 am

    La teoría todos la sabemos, y como adultos somos capaces de saber lo qué es bueno o lo que nos sienta bien.. pero con respecto a los niños, qué difícil resulta acostumbrarles a una dieta sana con la cantidad de porquerías que se venden para ellos, con premios o sorpresas incluidas, publicidad engañosa sobre que tal bollo o tal otro te hace más fuerte o más rápido… y con lo rico que está todo lo insano..

    • Reply marta 28/01/2016 at 9:07 am

      Es una lucha dura y constante. Alimentarles solamente a base de comida industrial, por ser más fácil y barato, a la larga sale muy caro para todos, incluido el crecimiento del niño. Gracias por la aportación, muy realista por desgracia.

  • Reply Gemma 28/01/2014 at 9:25 pm

    Qué interesante, Marta!!!!!! Te ánimo a que sigas haciendo este tipo de post me parece genial!!!!

    • Reply marta 28/01/2016 at 9:07 am

      Gracias, Gemma! Así seguiremos. Un saludo.

  • Reply Gemma 28/01/2014 at 9:34 pm

    Me parece genial que nos mantengas tan bien informadas!!! Te animo a que sigas!!! Jijij

  • Reply Laura Manjarrés 02/02/2014 at 4:44 pm

    Me ha gustado mucho la entrevista, me ha parecido muy interesante y encima aprendemos todos con sus consejos.
    Yo sugiero que se hable de la alimentación infantil,creo que es muy importante iniciarles en ella con alimentos sanos y variados.
    A veces nos faltan ideas ingeniosas!!
    Felicidades por el post!!

    • Reply marta 28/01/2016 at 9:09 am

      Está claro que inculcar hábitos saludables a nuestros hijos es un tema que nos preocupa a muchos. Tomo nota, Laura, porque me parece un tema muy interesante a tratar próximamente. Gracias por tu aportación.

  • Reply Anonymous 02/02/2014 at 7:52 pm

    Muchas cosas las sabemos y otras las olvidamos. Viene bien corroborarlas en un texto tan entretenido. Hoy en día es fácil dejarse llevar por unos hábitos de alimentación inadecuados.

    Queremos más!!

    Xabi.

    • Reply marta 28/01/2016 at 9:10 am

      Muchas gracias por los ánimos, Xabi. Iremos incluyendo en el blog temas que interesen a todos. La alimentación adecuada es fundamental para nuestra salud y, por ende, para nuestra felicidad 🙂

  • Reply tyta 02/02/2016 at 6:47 pm

    Excelente entrevista, muchas gracias por los aportes de Carolina. Es muy necesario leer para aprender más. Sugiero complementar con ideas diarias, si es posible para quienes tenemos malos habitos y poder comenzar a cambiarlos.
    Muchas gracias.

    • Reply marta 02/02/2016 at 10:54 pm

      Desde luego, Tyta. Siempre hemos apostado por la información y la educación en casa, es fundamental. Cambiar los hábitos no es tan difícil como parece y enseguida se notan los beneficios. Tomamos nota de tus inquietudes y se las trasladamos a Carolina. Un abrazo.

    Dejar un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.