General, No paramos!

Lo mejor del Cantábrico. Un regalo que es una joya.

13/12/2017
Lo mejor del Cantábrico en la caja Joya para regalar Conservas Olasagasti

Otra vez Navidad y un montón de regalos por hacer. Esta caja preciosa con lo mejor del Cantábrico solamente es una idea más entre tecnología, libros, corbatas y vinos. Una buena idea más.

Siempre he pensado que cuantos menos regalos recibamos más los apreciamos. Y si son fabricados por la persona que los hace, ya ni te cuento. Pero esto es pedir demasiado, no todos gozamos de imaginación, arte y tiempo. Por eso los valoro el doble.

Así que pasemos al siguiente rango: el de comprar regalos pensados con cariño. Se nota muchísimo cuando alguien se ha currado tu regalo. Cuando lo ha comprado pensando en ti, en lo que te gusta y en la cara que pondrás al abrilo. Damos vueltas, entramos en varias tiendas, dudamos, volvemos… hasta que ¡flechazo! Ya tengo “Su Regalo”. ¿Estás en este grupo?

Caja Joya: Lo mejor del Cantábrico

Esta caja la he preparado precisamente pensando en ti. Sí, en ti. Y en mí. En tener a mano siempre un detalle que gustará al sibarita, al caprichoso o al menos entendido, pero amante de las cosas ricas, bien hechas y presentadas. Al mejor amigo, al mejor colega, a la mejor madre, al mejor cuñado, al sobrino emancipado, a tus tíos, a tus abuelos, a tus primas, a mí…

La caja lleva mucho dentro: sabor, tradición, la cultura de nuestros puertos y nuestra cocina.

Lo mejor del Cantábrico en la caja Joya de Conservas Olasagasti

Lo mejor del Cantábrico: Bonito, su ventresca, el atún rojo y las anchoas.

Son cuatro joyas de nuestro mar: el bonito del norte, la ventresca de bonito, el atún rojo y la anchoa del Cantábrico. Irresistible ¿no?

Un trocito de nuestra historia, un cachito de tradición.

Se me ocurre este estuche Joya para un cumpleaños, en una despedida, para un te quiero; Cuando queremos agradecer dedicación, para ese amigo invisible que se nos resiste y también, ya que estamos, para regalar en Navidad. La caja lleva mucho dentro: sabor, tradición, la cultura de nuestros puertos y de nuestra cocina. ¡Y mucho amor marinero!

Así que, si quieres acertar, yo te lo pongo un poco más fácil. Además, con algo de suerte, lo comparte contigo y entonces el regalo se convierte en algo aún más especial.

Marta Olass

No hay comentarios

Dejar un comentario