No paramos!

La Côte Basque 2/2 (Guéthary et Bidart)

20/08/2013

conservas-olasagasti-puerto-guéthary-france-cote-basque-tourisme-turismo-pais-vasco-frances
Conocí Guéthary a los 15 años. Seguramente había ido antes con mis padres pero aquélla fue la primera vez que iba con amigos franceses, de la mano de Claire, cuyo primo -Pilou- trabajaba en el mítico Bar Basque, y quedé fascinada por el lugar. El flechazo fue instantáneo y, aunque pour le moment no puedo cumplir uno de mis sueños que es tener allí o en su vecina Bidart un huequito con cuatro camas, voy muy a menudo porque contagié a Matteo mi pasión por ese trozo de costa, sus olas, sus gentes y sus secretos. En febrero, en mayo, en julio o noviembre, qué más da, nos puedes encontrar allí cualquier mes del año. Y las mini-olass vienen detrás picadas por el mismo gusanillo 😉

La semana pasada te hablé de restaurantes y paisajes. Conversando con algunos de vosotros y leyendo los mensajes de otros lectores veo que cada cual echa de menos su rinconcito -aunque la mayoría han sido de agradecimiento por desconocer la zona aún viviendo más o menos cerca-. Ya escribía yo que no me era posible hablar de todos y que me dejaba lugares magníficos en el tintero (insisto: tenéis que adentraros en el País Vasco francés y realizar vuestros propios descubrimientos!) y, sobre todo, como anuncia el título, hablo de Bidart y Guéthary, fundamentalmente. Claro que Hendaya, St. Jean de Luz, Ainhoa, Sara o St Jean Pied de Port son enclaves llenos de ofertas pero necesitaría todo un blog para despacharme agusto porque sabéis que encantada pasaría a Las Landas, subiría a Bordeaux, cruzaría el Perigord, me extendería en la Bretaña…

Pero voy a claudicar y a hacer un paréntesis en honor a Asier Smith Murguiondo, un enamorado de la Maison Eguiazabal, todo un clásico en Hendaya al que desde pequeña iba con mis padres y después de adulta a hacer compras de foie y otras delicias así como vino o champagne en su envidiable bodega de larga historia y tradición. Ahora muero por volver y probar el espace piscine. También me encanta en Bayona la Maison Ramuntcho junto a su boutique de café y té que data de 1920, parada obligatoria. O las pattisseries de rue Gambetta de San Juan de Luz y las vinotecas de sus aledaños.

Y me permitís cerrar las recomendaciones gourmet de este trocito de la Côte Basque.

Porque hoy quería dejarte parte de su arquitectura, de su cielo, de su mar, incluso de algunos coches aparcados. Me parecía intimidatorio fotografiar a gente que, como yo, disfrutaba de días de vacaciones aunque parte de ésta fuera extraña o extravagante; o se apellidara Urdangarín.

Éste es un paseo entre las casas típicas de estos dos pueblos únicos:

conservas-olasagasti-bidart-plages-france-cote-basque-tourisme-turismo-pais-vasco-frances
conservas-olasagasti-bidart-france-cote-basque-tourisme-turismo-pais-vasco-frances
conservas-olasagasti-bidart-france-cote-basque-tourisme-turismo-pais-vasco-frances
conservas-olasagasti-bidart-france-cote-basque-tourisme-turismo-pais-vasco-francesconservas-olasagasti-bidart-france-cote-basque-tourisme-turismo-pais-vasco-frances
 conservas-olasagasti-bidart-france-cote-basque-tourisme-turismo-pais-vasco-frances
conservas-olasagasti-bidart-france-cote-basque-tourisme-turismo-pais-vasco-frances
conservas-olasagasti-bidart-france-cote-basque-tourisme-turismo-pais-vasco-frances
conservas-olasagasti-bidart-france-cote-basque-tourisme-turismo-pais-vasco-frances
conservas-olasagasti-bidart-france-cote-basque-tourisme-turismo-pais-vasco-frances
conservas-olasagasti-bidart-france-cote-basque-tourisme-turismo-pais-vasco-frances
conservas-olasagasti-bidart-france-cote-basque-tourisme-turismo-pais-vasco-frances
Ermita entre Bidart y Guétary, Côte Basque.

Ermita entre Bidart y Guétary, Côte Basque.

conservas-olasagasti-bidart-france-cote-basque-tourisme-turismo-pais-vasco-frances
conservas-olasagasti-bidart-france-cote-basque-tourisme-turismo-pais-vasco-frances
conservas-olasagasti-bidart-france-cote-basque-tourisme-turismo-pais-vasco-francesconservas-olasagasti-bidart-france-cote-basque-tourisme-turismo-pais-vasco-frances
conservas-olasagasti-bidart-france-cote-basque-tourisme-turismo-pais-vasco-frances

conservas-olasagasti-bidart-france-cote-basque-tourisme-turismo-pais-vasco-frances
Te interesa el deporte? Lo más apetecible en esta zona, si te atreves, es hacer surf o padel surf. Tienes cerca campos de golf, (el de Iblarritz, con espectaculares vistas, hace las delicias de Rodrigo) y frontón en cada pueblo. Pescar o nadar. Eso sí, siempre están disponibles, independientemente de la climatología, agradables paseos por senderos que cruzan ríos, suben colinas, atraviesan vías de tren, aldeas, fermes; bordean el océano dejándote acariciar las barcas de algún pequeño puerto o ensimismándote entre casitas de madera pintada. Si te gusta el trail running, gozas de una posición increíble para entrenar.

conservas-olasagasti-bidart-france-cote-basque-tourisme-turismo-pais-vasco-frances
Vistas del Golf de Ilbarritz desde su muy recomendable terraza del restaurante

 

Atardecer en cualquier playa de la Côte Basque

Atardecer en cualquier playa de la Côte Basque

Lo que más me cuesta desvelarte es dónde me alojo -obviamente me escapo allí para no encontrarnos 😉 He probado varios hoteles, todos pequeños, y existen muchos más. Campings hay unos cuantos en los alrededores, su localización es envidiable. Hoteles de lujo y con mucho encanto, en Biarritz (como hotel Silhoutte) y otros escondidos más al interior. Si tuviera que quedarme con unos pocos, y por diferentes razones que no vienen al caso, nombro éstos, con charme, en mis pueblos favoritos: Briketenia, la sencillez al otro lado de la carretera de Guéthary con buena restauración; súper agradable, Villa Catarie (frente al frontón de Guéthary); un poco más hacia el mar, Le Madrid, con todo el encanto francés dentro de una casona cuyo interior está sin apenas reformar pero en la que me encuentro muy a gusto: el desayuno, comida y cena están muy bien y siempre hay ambiente. Luego te aconsejo bajar al Heteroclito a tomarte una copa mirando la puesta de sol. Irresistible.

En Bidart, Villa d´Arche (no hay mejor jardín: éste muere en el mar y una puertita de madera da acceso a la playa); Hotel du Fronton, en plena plaza, donde se celebran conciertos, mercado los martes hasta las 18h, se organizan bailes… en fin, por donde todo el mundo pasa y se sienta en una de las terrazas de sus bares y restaurantes.

conservas-olasagasti-bidart-france-cote-basque-tourisme-turismo-pais-vasco-frances

conservas-olasagasti-bidart-france-cote-basque-tourisme-turismo-pais-vasco-frances
He dejado para el final mi preferido: Hotel Itsas Mendia: no solamente porque la casa tenga casi un siglo y haya sido reformada por Maïder con respeto y exquisito gusto; o porque tenga una piscina deliciosa en una terraza de teca rodeada de plantas protégées avec soin; o porque te apetezca alargar el desayuno en el jardín bajo los plátanos hasta midi; Es que además, el equipo que lo gestiona, cuatro jóvenes, Clement, Pedro y Gerard con Maïder a la cabeza -sin olvidar las amables filles que atienden en la sala de los desayunos- se desviven porque te encuentres como en casa, te saben aconsejar y te miman con suma discreción. Pasar un par de días en ese hotel inaugurado por su abuelo en los años 40 hace que consiga olvidar problemas, crisis y la rutina cuando estoy “hasta arriba” de trabajo y cansancio. Bien merece el precio!

Que conste que me dejo unos cuantos pero sólo para que los descubras tú mismo, tú misma. Te empujo a explorar y dejarte llevar por la intuición. (Y que luego me lo cuentes!)

PS. El mayor inconveniente que me habéis hecho llegar tras publicar la
conservas-olasagasti-bidart-france-cote-basque-tourisme-turismo-pais-vasco-francesprimera parte es el alto precio que hay que pagar al cruzar la frontera. Uxue me pedía un plan económico. Tienes dos opciones: cruzar y pasar el día simplemente o bien quedarte a dormir lo que subirá tu presupuesto pero te permitirá saborear más tranquilamente el ambiente, el espíritu de este lugar, que es lo que de vez en cuando persigo y necesito. Y tienes un buen abanico de tarifas y comodidades (aunque aquí me haya ido a sitios más caprichosos). Dentro de la primera opción, aún más barato te resultará hacer picnic y luego dejarte caer a tomar un refresco, un vino o una copa en alguno de los garitos que te explicaba a lo largo de la primera parte del relato. Y si te quedas a comer o a cenar, un último consejo: excelente alternativa es elegir un menú (de dos o tres platos) a precio fijo que proponen la mayoría de los restaurantes. Sin sorpresas y en una buena mesa.

Aquí te dejo, soñando con la próxima vez que pueda escapar y olvidarme por unas horas del mundo. Disfruta del resto del verano!

conservas-olasagasti-bidart-france-cote-basque-tourisme-turismo-pais-vasco-frances

Marta Olass

4 Comentarios

  • Reply Uxue Etxebeste 22/08/2013 at 5:31 pm

    Muchísimas gracias por el itinerario, deslumbrante y muy apetitoso, y por el planning económico. Estamos deseando poder ir en cuanto nos sea posible (¡pronto!).
    Muxuk!

  • Reply MOlaSS 24/08/2013 at 5:03 pm

    Gracias a ti, Uxue, por participar de estas escapadas.
    Muxu!

  • Reply natandcloth 25/08/2013 at 9:07 am

    De otra enamorada de la “côte basque” gracias por compartir tus rinconcitos que añadiré a mis escapadas encantadísima!!

    • Reply marta 10/02/2016 at 7:27 pm

      Compartamos direcciones y disfrutemos a ambos lados de la frontera. Gracias por saludar, Natalia 🙂

    Dejar un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.