Ideas y recetas, Recetas - Otras delicias

Espaguetis con mis hermanas

25/03/2014
Llegan mis hermanas a comer y yo con estos pelos!

Toda la mañana trabajando y corriendo de un sitio a otro. Por qué me habré comprometido un martes a invitarles a comer si siempre me pilla el toro? Días antes estoy encantada con la idea: me apetece mucho que vengan a casa, pienso en estrenar algo para la ocasión (un pañuelo, una ensaladera) y hacer una buena compra en el mercado con una cesta desbordante de pescado, hortalizas y huevos de las caseras. Así cocinaré también para la noche y para el día siguiente.

Pero no… la realidad es que estoy lejos del mercado, me han cerrado la pescadería en las narices y solamente puedo comprar pan porque no cierran a mediodía. Es lo que tiene la ciudad en la que vivo: es maravillosa pero lo de los horarios lo llevan a rajatabla. Y en mi familia nunca hemos sido de respetarlos: remolones los fines de semana, desayunando tardísimo (nosotras trajimos el brunch a esta parte del mundo), comiendo a la hora de merendar y disfrutando de largas cenas a deshoras, que a veces pueden ser tempraneras mezclándose con la comida; en nuestra casa nunca se sabe!

Así me cierran todo los sábados (cuando se supone que hay más tiempo para esos quehaceres) pero también los martes o los jueves, ya no tanto por remolona sino porque intento hacer en cinco horas las tareas que deberían hacerse en siete (te suena?) Y los comercios no lo entienden. Y cierran a la 1. Y el frutero y el zapatero se van tan tranquilos a sus casas sin darse cuenta de que necesito vitaminas o pegar la suela de mi zapato que va descomponiéndose de tanto andar-correr.

Y qué pido yo a un martes, con lo liados que andamos todos entre semana, soñando con dedicarme tres horas a la cocina? Ilusa!

Ya sabéis cómo acaba esta historia: bendito congelador y adorada despensa!!

“Pasta variada siempre tengo en la despensa”, pienso mientras aparco el coche a las 13,30. Escojo unos spaghetti BIO integrales. Qué les añado? Busco en el congelador y tengo unos langostinos que guardé hace ya unas semanas; bastarán. Mientras se van descongelando en el programa lento del microondas voy poniendo la mesa y pensando en la salsa. Tengo los ingredientes básicos de cualquier casa: ajo, cayena, aceite de oliva virgen extra… y lo que todos deberíamos tener por versátil y sabrosa: salsa de tomates secos Olasagasti. Ya tengo el plato!

 

sofrito de ajo para la receta de espaguetis con mis hermanas olasagasti

Sofreímos el ajo picado y la guindilla

 

sofrito de ajos, gambas y salsa de tomates secos olasagasti

Sofrito espectacular para los langostinos gracias a la salsa de tomates secos

 

 

SPAGHETTI INTEGRALES CON GAMBAS Y SALSA DE TOMATES SECOS
O espaguetis con mis hermanas.

Ingredientes para 4 personas:

Medio kg de espaguetis integrales
2 dientes de ajo grandes ó 3 medianos
1 guindilla
1 cucharada sopera de salsa de tomates secos
1/2 kg de langostinos frescos o congelados
Aove y sal

 

receta de langostinos con ajo y salsa de tomates secos

La salsa con los langostinos para los espaguetis con mis hermanas ya está preparada

 

Elaboración:

Mientras hierve la pasta sofrío el ajo con la guindilla hasta que empiezan a dorar los primeros.
Añado los langostinos pelados. Los rehogo unos segundos e incorporo la salsa de tomates secos Olasagasti.
Lo mezclo bien y vuelco la pasta recién cocida en la sartén para unir bien los sabores. Ya tengo los perfectos espaguetis con mis hermanas en la mesa. Humeantes y apetitosos.

 

espaguetis con mis hermanas y salsa de tomates secos Olasagasti

Un platazo de espaguetis para cada hermana

Esta pasta no puede ser más sencilla y supone un plato único sano, completo y ciertamente apetitoso. A las 14h15 tengo todo listo; Mis hermanas han llegado con helado, vino blanco y tres hortensias del jardín vecino.
La comida se prolonga hasta las… no demasiado porque es día laborable y la sobremesa tiene que ser reducida. Pero un día festivo nos pueden dar las 20h por lo que sólo hay que hurgar de nuevo un poco en la despensa para crear otro menú. Y abrir otra botella. La vida a veces es así de simple y con poco somos felices.
Ya ves que se trata de una receta fácil y muy rápida de preparar. Es básico tener siempre en la despensa ingredientes que nos facilitan y aderezan la vida, por eso no faltan jamás en mi cocina las salsas italianas Olasagasti tan versátiles y deliciosas. Como has ido comprobando en este blog, te ayudan a salir felizmente del atolladero. Mira más recetas en este enlace.
Buon appetito, ragazze!
tarro de salsa de tomates secos olasagasti

Salsa de tomates secos

No hay comentarios

Dejar un comentario